Ruta por la costa oeste de Estados Unidos de 15 días, nuestro viaje

Ruta por la costa oeste de Estados Unidos de 15 días, nuestro viaje

El mejor viaje que hemos hecho hasta la fecha es, sin duda, la ruta por la costa oeste de EEUU, una ruta de 15 días en la que vimos las tres míticas ciudades de San Francisco, Las Vegas y Los Angeles, y los increíbles parques nacionales que hay por la zona: Yosemite, Sequoia National Park, Death Valley, Grand Canyon, Antelope Canyon y Monument Valley.

Fue un viaje muy, muy chulo que nos encantó y que repetiríamos sin ninguna duda (después de visitar otros destinos que tenemos pendientes, claro :D).

Los dos teníamos muchas ganas de ir y recorrer la costa oeste de Estados Unidos, y volvimos más que encantados. Estar ahí y ver con tus propios ojos los lugares que has visto durante toda tu vida en pelis, series, internet, revistas, etc., es increíble.

No te voy a mentir, también fue un viaje muy cansado. Las largas horas por las largas y rectas carreteras del país hacen que cuando llegues a casa no quieras volver a coger un coche durante un mes, pero vale mucho la pena por los paisajes que te acompañan durante todo el camino.

Con una ruta de 15 días por la costa oeste te da tiempo a ver cada uno de los lugares más típicos de la zona, pero, en ocasiones, notas que te falta todavía más tiempo para verlo todo mucho más relajado.

Nos hubiera gustado dedicarles más tiempo a los parques nacionales, por ejemplo, pero con 15 días de itinerario, la verdad es que hay que ir por faena (sobre todo si cometes el error que cometí yo al reservar el coche, te lo explico más abajo).

En esta entrada te voy a explicar, de principio a fin, la que fue nuestra ruta por la costa oeste de Estados Unidos en coche.

¡Vamos allá!

Viaje a la costa oeste de EEUU

Lo primero que voy a explicarte es que cogimos el vuelo de ida San Francisco el día 30 de septiembre, llegando a las 17:30h hora local, y el vuelo de vuelta desde Los Angeles el día 14 de octubre, llegando sobre las 18h a Barcelona, por lo que pasamos 14 noches en Estados Unidos.

Los dos vuelos fueron directos (Barcelona – Oakland y Los Angeles – Barcelona), y lo mejor de todo fue el precio que pagamos por ellos: 287€ por persona.

No nos entraba comida ni ningún otro servicio especial, pero no nos importó en absoluto. Para ir, nos llevamos un bocadillo de tortilla de patatas, que me salen muy ricas, y para volver, compramos un bocadillo en un Subway (nuestro sitio más recurrente a la hora de comer durante el viaje).

Además, durante el vuelo de vuelta estábamos ocupados intentando dormir, por lo que no echamos de menos la comida del avión en ningún momento 🙂

Si quieres encontrar unos vuelos a un buen precio como el nuestro, échale un ojo a este tutorial sobre Skyscanner.

Dicho esto, paso a detallar nuestro viaje a la costa oeste de Estados Unidos.

Costa Oeste EEUU: Nuestra ruta de 15 días

Día 1: llegada a San Francisco

El primer día llegamos sobre las 17:30h a San Francisco, y entre que nos situamos y llegamos al hotel, ese día no hicimos nada más porque era ya tarde y estábamos cansados del viaje.

Para nosotros era ya de madrugada, aunque solo fueran las 19h o las 20h de la tarde allí, así que nos fuimos a dormir. Pero claro, eso también tiene sus consecuencias… y a las 4 de la madrugada ya estábamos despiertos los dos con los ojos como platos, jjjj.

Así que te recomiendo que si estás en la misma situación, aproveches para visitar cualquier cosa que te quede cerca o aguantes un poco más despierto.

Conseguimos dormirnos un par de horas más, y sobre las 6 empezó nuestro primer día de provecho en la costa oeste americana.

El hotel en el que nos alojamos en San Francisco era este, la habitación estaba bien y estuvimos bien en general durante nuestra estancia.

Día 2: Alcatraz, Pier 39, Fisherman’s Wharf y Golden Gate

Alcatraz

Nuestra primera actividad en San Francisco era ir a ver la mítica cárcel de Alcatraz.

Llevábamos las entradas compradas desde casa, ya que hay que comprarlas con antelación para asegurarte de que hay plazas disponibles.

Pedimos un Uber para que nos llevara al Pier 33, que es el muelle desde donde salen los cruceros hacia la isla.

Como llegamos pronto, empezamos bien nuestro viaje por USA con un buen donut a precio de oro en la cafetería del muelle mientras esperábamos que fuera la hora que habíamos reservado.

Llegado el momento, subimos al barco rumbo a la isla de Alcatraz. El trayecto dura unos 10 minutos aproximadamente.

Una vez en la isla, subes libremente caminando hasta la cárcel. En la entrada te dan una audio guía (gratuita) y te recorres la cárcel a tu ritmo durante el tiempo que quieras.

costa oeste eeuu
La cárcel de Alcatraz

Antes de hacer tu viaje a la costa oeste, te recomiendo ver la película “Fuga de Alcatraz”, protagonizada por Clint Eastwood, que está grabada en la misma cárcel y narra la historia de la fuga más famosa de la época, por ser la única que se produjo en Alcatraz, la cárcel más segura de todo el país.

Pier 39 y Fisherman’s Wharf

A la vuelta de Alcatraz, fuimos caminando hasta el Pier 39, que es un muelle convertido en un centro comercial con comercios, restaurantes, ocio, etc.

Es uno de los atractivos turísticos de la ciudad, y es un sitio muy chulo para dar un paseo o pararse a comer en uno de sus restaurantes. Entre ellos, encontrarás el Bubba Gump, uno de los restaurantes inspirados en la película Forrest Gump.

Justo al lado, hay un banco con las míticas bambas Nike que llevaba en la película y una caja de bombones, por lo que, si eres fan de la peli, te podrás sacar tu foto para el recuerdo 😉

En el Pier 39 podrás ver también los famosos leones marinos, que se pasan el día subidos a unas plataformas de madera descansando, jugando, y, sobre todo, haciendo su característico sonido, como si estuvieran ladrando, que es bastante gracioso, jjjj.

viaje costa oeste eeuu
Leones marinos en Pier 39

Muy cerca se encuentra Fisherman’s Wharf, otra zona turística en la que podrás comer en alguno de sus restaurantes o comprar algún recuerdo en una de sus muchas tiendas de recuerdos.

Golden Gate

Después de comer, fuimos hacia el Golden Gate. Este puente es el símbolo por excelencia de San Francisco y es una visita obligada. No está precisamente cerca del Pier 39, por lo que para llegar hasta él cogimos un Uber.

ruta costa oeste
Golden Gate Bridge

Aunque la vuelta sí que la hicimos andando por la playa y disfrutando de las vistas del Golden Gate a un lado, y las vistas de la ciudad de San Francisco al otro lado.

Por el camino también vas viendo las empinadísimas calles que caracterizan a la ciudad, y das gracias de no tener que subirlas caminando (al menos por ahora).

circuitos costa oeste eeuu
Vista de una de las calles de San Francisco

A la vuelta, pasamos de nuevo por el Pier 39 y cenamos un plato típico de la zona llamado Chowder, que consiste en una crema de almejas servida dentro de un pan redondo a modo de bol.

ruta costa oeste eeuu 15 dias
Chowder, el plato típico de San Francisco

Veíamos que en muchos restaurantes lo hacían, así que decidimos probarlo a ver qué tal, pero ya te digo que ninguno de los dos repetiríamos, jjjj.

Día 3: Lombard Street, barrio chino, centro, giro del tranvía, Painted Ladies y Twin Peaks

Lombard Street

El segundo día de nuestro viaje a la costa oeste también nos levantamos pronto, y nos dirigimos directamente a Lombard Street caminando, ya que lo teníamos relativamente cerca del hotel.

Ahí sí que no nos libramos de las cuestas de San Francisco. Tuvimos que subir calles que por poco no necesitamos piquetas para llegar hasta arriba, jjjj.

costa oeste eeuu 15 dias
La calle que subimos hasta llegar al punto famoso de Lombard Street

Llegamos al tramo famoso de Lombard Street por la parte alta, así que la bajamos por la zona peatonal, mientras veíamos bajar los coches haciendo eses por la carretera.

El motivo de que hicieran la carretera con esta forma es la fuerte pendiente de 27º de la calle. De esta manera, los coches pueden circular sin ningún peligro.

costa oeste 15 dias
Lombart Street

Barrio chino y centro de San Francisco

De ahí nos fuimos a ver el barrio chino y la zona centro de San Francisco, que se encuentran una al lado de la otra.

El barrio chino es el más antiguo de Estados Unidos y la comunidad china más grande fuera del continente asiático.

Recorrer sus calles te hace sentir como si estuvieras en China, por la gente, por los negocios… si no fuera porque desde muchas de sus calles se ve la Pirámide Transamérica, el segundo rascacielos más alto de San Francisco.

viaje costa oeste eeuu 15 dias
Barrio chino con la torre Transamérica de fondo

Giro del tranvía

La siguiente parada fue el famoso giro del tranvía. Por si no lo conoces, la ciudad tiene un famoso tranvía llamado Cable Car, y en una de sus líneas, al final del recorrido hacen un giro manual del tranvía sobre una plataforma giratoria de madera para orientarlo hacia los raíles del sentido contrario.

Esto se ha convertido en una atracción turística porque es bastante curioso de ver.

ruta por california 15 dias
Giro manual del tranvía

Nos quedamos con las ganas de subirnos en el Cable Car, pero el tiempo que teníamos era justo y nos venía mal subir porque nos dejaba bastante lejos luego, pero queda pendiente para la próxima 😉

Painted Ladies

De ahí, caminamos hasta las Painted Ladies, unas famosas casas de estilo victoriano pintadas de diferentes colores que aparecen en series y películas.

viaje costa oeste 15 dias
Painted Ladies

Ahí aprovechamos para descansar un rato, porque llevábamos un montón de kilómetros caminados (y lo que nos faltaba).

Desde ahí, volvimos al hotel para descansar, comer y reponer fuerzas para la tarde, y por el camino nos encontramos con la casa de la Señora Doubtfire, protagonizada por Robin Williams.

Si te gusta la película o eres fan de Robin Williams, puedes verla en 2640 Steiner Street.

15 dias costa oeste eeuu
Casa donde se rodó la Señora Doubtfire

Twin Peaks

Después de comer y de coger fuerzas, fuimos hacia Fisherman’s Wharf de nuevo para comprar algunos recuerdos, y desde ahí, cogimos un Uber hasta Twin Peaks.

Twin Peaks es un monte desde donde hay buenas vistas hacia San Francisco.

Acabábamos de llegar con todo despejado, y de repente, en menos de 5/10 minutos vino una niebla espesa que tapó cualquier vista de la ciudad.

No me dio tiempo casi ni a sacar la cámara para hacer algunas fotos. Fue una pena, la verdad, porque no teníamos otra oportunidad de subir, ya que al día siguiente dejábamos la ciudad.

costa oeste de estados unidos en 15 dias
Una foto de las vistas que pude hacer antes de que la niebla lo tapara todo

Para colmo, empezó a hacer frío y a llover y no había cobertura para pedir un Uber. Por suerte, vimos a un grupo de tres españoles que acababan de llegar en coche, y al ver el panorama se iban a ir, y les pedimos si nos podían bajar.

Accedieron sin dudarlo y nos llevaron en coche hasta la ciudad, y desde ahí ya pedimos un Uber de vuelta al hotel.

Si por casualidad me estáis leyendo, ¡¡GRACIAS!! 😀

Día 4: Yosemite

El tercer día comenzaba nuestro circuito por la costa oeste, y ese día tocaba visitar Yosemite.

Aquí es cuando viene la cagada que cometí que he mencionado antes.

Ese día teníamos planeado dejar San Francisco y alquilar un Ford Mustang para recorrer el interior de la costa oeste.

Pero cuando llegamos a la empresa donde lo teníamos alquilado, en el aeropuerto, nos dicen que la reserva la teníamos para el día siguiente, no para ese día…

Resulta que me equivoqué en la fecha a la hora de alquilarlo y se me quedó una cara de tonto que pa qué.

Encima, la mujer del mostrador no nos dio opción a cogerlo un día antes. Tuvimos que ir a otra empresa y alquilar un coche para un día.

Claro, eso hizo que, en lugar de seguir con nuestra ruta (hacer noche en Yosemite y luego ir hacia Sequoia National Park), tuviéramos que volver a San Francisco al día siguiente de Yosemite a cambiar de coche.

Eso se unió al día de perros que nos hizo en Yosemite. Yendo hacia el parque cayó una granizada muy bestia, y durante la estancia en el parque nacional no paró de llover.

costa oeste de estados unidos
Carretera con la granizada que cayó yendo hacia Yosemite

El sitio es alucinante, pero pudimos disfrutar solo una pequeña parte del mismo. Antes he dicho que en 15 días de ruta da tiempo a verlo todo, pero falta tiempo para verlo más a fondo, y este es un ejemplo de ello.

Yosemite con las nubes bajas que tuvimos todo el día

Para ver cada parque nacional entero, con un solo día no es suficiente, y menos si vas fuera de verano, cuando los días son más cortos.

El caso es que, tras visitar algunas cosas y ver una manada de ciervos en libertad, nos dispusimos a ir al alojamiento que teníamos reservado, con la mala suerte de que el temporal había dejado cortada la autopista que teníamos que coger.

Tuvimos que coger una carretera secundaria que daba más rodeo y nos hizo llegar una hora más tarde de lo previsto.

Nos fuimos a dormir, y a las 4 estaba sonando el despertador para llegar pronto a San Francisco a devolver el coche y coger el definitivo.

Fue una pena, porque el sitio donde nos alojamos era como un camping con una especie de cabañas, bungalows, etc, que estaba bastante chulo y no pudimos disfrutarlo. Aquí puedes ver el sitio, te lo recomiendo sin duda si te gusta el rollo campamento, camping y dormir en la naturaleza.

Día 5: Sequoia National Park

Salimos pronto a devolver el coche, pero entre pitos y flautas (atascos, colas en los mostradores, problemas con las tarjetas…) se nos hizo bastante tarde hasta que por fin tuvimos el Ford Mustang en nuestras manos.

Aunque no te voy a engañar, una vez subido en ese Mustang se me pasaron todos los males 🙂

ruta costa oeste eeuu
El coche que nos acompañó durante ruestra ruta por la costa oeste de EEUU

Estaba deseando catarlo y por fin era nuestro durante los siguientes siete días.

Aunque lo malo es que teníamos cinco horas de carretera por delante hasta llegar al siguiente objetivo: Sequoia National Park.

Y claro, terminamos llegando por la tarde y no teníamos muchas horas hasta que empezara a hacerse de noche, así que tampoco pudimos disfrutar del todo nuestra estancia en el parque.

Vimos al General Sherman, el ser vivo con mayor biomasa del planeta, dimos un paseo por el bosque, pero tuvimos que irnos hacia el siguiente hotel, que nos quedaba a tres horas de camino.

costa oeste estados unidos
General Sherman, la principal atracción turística del parque

Y así fue, como por un error tonto, estuve conduciendo durante 13 horas en un solo día. Después del madrugón y de la paliza en coche, las últimas dos horas conduciendo de noche por las rectas y oscuras carreteras de Estados Unidos fueron lo peor de esos dos días.

Pero por fin llegamos al hotel, y ahí se normalizó nuestra ruta de nuevo. Ya no volvimos a tener más imprevistos durante el viaje.

Este es el hotel en el que nos alojamos, cuando fuimos nosotros tenía otro nombre, pero vaya, es el mismo y estuvimos bien en él 🙂

Día 6: Death Valley

Después de dormir y descansar, con la situación ya normalizada, y con nuestro Mustang esperándonos justo delante de la puerta de la habitación (esos típicos hoteles americanos de habitaciones con salida directamente a la calle 🙂 ), pusimos rumbo hacia Death Valley en nuestro quinto día de ruta por la costa oeste de EEUU.

Capota hacia abajo, ¡y gas!

Una cosa que aprendimos con un Mustang y las largas distancias de Estados Unidos, es que teníamos que repostar antes de salir hacia cualquier lado, aunque quedara más de la mitad del depósito, porque nunca sabes cuándo vas a encontrar la próxima gasolinera, y en buena parte del trayecto estás sin cobertura en el móvil.

Y la combinación sin gasolina y sin cobertura era una idea que no nos atraía demasiado a más de media o de una hora en coche de cualquier lugar habitado.

Death Valley es el lugar más caluroso de Estados Unidos. En octubre llegamos a ver 37 grados en el termómetro, y en verano puede superar fácilmente los 50 grados.

Esto es debido a su situación y a su nivel por debajo del mar, llegando a los 86 metros por debajo del nivel del mar.

Conforme te vas acercando, vas viendo cómo suben los grados en el coche, y una vez ahí, fuera del coche, el calor te mete tal hostia que te entran ganas de volverte a meter corriendo.

Pero con tal de disfrutar del lugar, te preparas la mochila con agua y aguantas lo que sea, o no…

ruta oeste eeuu
Peligro de calor extremo. No se recomienda caminar después de las 10 AM

Death Valley es enorme y tiene varios lugares alejados varios kilómetros entre sí. El punto más bajo (el de los 86 metros por debajo del nivel del mar) y más caluroso es Badwater. Y para allá que fuimos.

Siendo octubre, costaba caminar sobre el suelo formado por sales por la tremenda sensación de calor y ahogo que se respira en el lugar, por lo que no quiero imaginarme cómo tiene que ser en verano.

Hay un serio riesgo de sufrir lo que médicamente se conoce como un patatús del copón, sobre todo por los contrastes calor infernal / frío polar del aire acondicionado a tope en el coche, así que hay que ir con cuidado, llevar agua para refrescarse y algo que te tape la cabeza.

Debido al tremendo calor que hacía, que hacía casi imposible caminar más, y que nos esperaban unas cinco horas y pico conduciendo a nuestro siguiente destino (ya te he dicho que las distancias son enormes y en 15 días hay que ir a saco), no vimos mucho más en Death Valley, así que, por la tarde, después de comer y visitar Badwater, nos fuimos hacia el siguiente destino.

viaje costa oeste estados unidos
Badwater, el punto más caluroso de EEUU

Después de Death Valley barajamos la opción de ir directamente a Las Vegas, pero como nos pillaba en fin de semana y los hoteles salían más caros que entre semana, pasamos de largo la ciudad y la dejamos para la vuelta.

Total, si no hacíamos una kilometrada ahora para ir hacia el interior, la íbamos a hacer a la vuelta camino a Los Angeles, así que, si nos ahorrábamos algo de dinero en el hotel de Las Vegas, mucho mejor.

Así que, el siguiente destino de nuestra ruta por la costa oeste de EEUU sería Grand Canyon, el mítico Gran Cañón del Colorado.

Elegimos un pueblo llamado Williams para hacer noche después de Death Valley. Es un pueblo por el que pasa la famosa ruta 66, y hay muchas pinturas y tiendas por el pueblo que hacen gala de ello.

ruta costa este eeuu
Uno de los murales de la ruta 66 en Williams

Queda a una hora de Grand Canyon (cinco horas horas conduciendo hacia Williams desde Death Valley ya nos parecían suficientes), así que el plan era dormir y salir pronto hacia el Gran Cañón.

El hotel estaba realmente bien, tenía piscina interior (que no pudimos aprovechar por el tiempo justo con el que íbamos 🙁 ) y la cama era enooorme. Puedes verlo aquí. 100% recomendado.

Día 7: Grand Canyon

Pues dicho y hecho, por la mañana nos plantamos en el gran cañón, con la mala suerte de tener un día lluvioso y con nubes bajas.

Aunque eso no impidió poder disfrutar del cañón y sus vistas. La verdad es que por muchas fotos y vídeos que veas de él, no te puedes llegar a hacer la idea de su impresionante extensión y belleza hasta que lo ves en directo con tus propios ojos.

viaje a la costa oeste de estados unidos
Gran Cañón del Colorado

Es una maravilla de la naturaleza y un parque natural de visita obligatoria si haces un viaje a la costa oeste de EEUU.

Como ya he dicho varias veces, en un día (o menos, teniendo en cuenta desplazamientos, horario del sol, etc) no da tiempo a verlo entero, ya que hay varias rutas que van por la zona baja del cañón, por el río, actividades, etc.

Puedes ver el cañón, sí, pero no puedes sacarle todo el jugo posible a tu visita y echas en falta un par de días como mínimo. No obstante, vale la pena totalmente y tienes que ir sí o sí a verlo, faltaría más.

Después de ver el cañón, condujimos dos horas hasta Page, el pueblo en el que se encuentra la siguiente parada de nuestro recorrido por la costa oeste.

En el hotel de Page también estuvimos a gusto, aunque también ha cambiado el nombre desde que fuimos nosotros. El hotel es este, y también te lo recomiendo 🙂

Día 8: Antelope Canyon, Horseshoe Bend y Monument Valley

Antelope Canyon y Horseshoe Bend

Amanecimos en Page, y en tan solo 15 minutos en coche del hotel estábamos ya en el punto de salida para ver el Antelope Canyon.

Comparado con las largas distancias que estábamos recorriendo, los 15 minutos nos parecieron como 15 segundos, ¡una maravilla!

Llevábamos la reserva hecha desde casa en Antelope Canyon, por lo que los indios navajos que se encargan de explotar el cañón ya nos tenían fichados y solo faltaba esperar nuestra hora.

Para nuestra desgracia, el tiempo seguía lluvioso y hacía frío, sobre todo en el camino hasta la entrada del cañón, que te llevan en una especie de pick up al aire libre, con techo, eso sí, pero el frío se multiplicaba por dos ahí con el aire.

El Antelope Canyon es otra de las maravillas de la naturaleza que vale realmente la pena ver. Se trata de un estrecho camino que se recorre entre dos paredes, cuyas formas han sido originadas por el agua de las lluvias torrenciales durante años y años.

viaje los angeles san francisco las vegas
Entrada al Upper Antelope Canyon

Lo malo es que se junta un montón de gente a la vez, divididos en varios grupos, y se hace algo complicado hacerte fotos en las que salgas tú solo.

La guía nos iba mostrando los puntos desde donde se hacen las fotos más chulas a las formaciones en las paredes, e incluso cogía el móvil o la cámara de la gente para hacerlas ella misma, que tenía más práctica.

ruta costa oeste estados unidos
Una de las miles de vistas que tienen las paredes del Antelope Canyon

Puedes ir al Upper o al Lower Antelope Canyon, y nosotros escogimos el Upper. Una experiencia muy chula.

Al acabar la visita, fuimos directamente hacia Horseshoe Bend, a tan solo 20 minutos en coche (¡yuhuuu!), otro de los lugares que seguro que has visto decenas de veces en fotos o vídeos.

El río colorado hace una curvatura en forma de herradura de caballo (de ahí el nombre), dejando un espectáculo visual no apto para gente con vértigo, ya que la caída desde el borde es espectacular.

viaje organizado costa oeste eeuu
Horseshoe Bend, una pasada de lugar que no puede faltar en una ruta por la costa oeste

A pesar de la cantidad de gente que había, nos pudimos hacer algunas fotos sin mucho problema y estar un ratito disfrutando de las vistas.

Después, pusimos rumbo a Monument Valley, unas dos horas en coche desde donde estábamos.

Monument Valley

En nuestra ruta no teníamos apenas tiempo para ver Monument Valley, pero no quisimos dejarlo de lado e hicimos un hueco para acercarnos a verlo. Aunque no pudimos recorrerlo en profundidad, nos alegramos de haber ido.

Llegamos por la tarde y en la casita para cobrar entrada ya no había nadie, así que pudimos ir hasta el centro turístico en coche sin pagar y contemplar las vistas desde ahí. Puedes adentrarte con el coche por toda la zona, pero lamentablemente no teníamos tiempo para ello.

costa oeste de eeuu
Monument Valley, un momento natural en el desierto

Teníamos que hacer noche ahí, y en la zona solo hay un hotel que no es precisamente barato. La otra opción es dormir en uno de los campamentos que hay en el desierto, y a mí me apetecía bastante vivir esa aventura, así que reservamos uno a través de Airbnb.

Dormimos en una tienda de campaña bastante apañada, con su cama y todo.

circuito san francisco los angeles las vegas
Nuestra tienda de campaña

Fue una experiencia bastante chula, lo malo es el pedazo de frío que hacía, pero la tienda estaba bien preparada con tres mantas, un calefactor a gas, y un calefactor de mano que te dejaban.

Los dueños del campamento eran muy majos, y la verdad es que si volviera, repetiría (si no hace mucho frío, jjjj).

viaje costa oeste usa
Las tres tiendas de campaña que había en nuestra zona

Día 9: Monument Valley y Las Vegas

A la mañana siguiente, un nuevo día en nuestro viaje a la costa oeste, fuimos con el coche hasta el famoso punto donde Forrest Gump deja de correr al final de la película.

En ese punto se ven unas vistas muy chulas de la carretera con Monument Valley de fondo, y hay más gente por ahí que va por la película y a hacerse la típica foto friki corriendo.

ruta 66 costa oeste
Vistas de Monument Valley desde el punto de la película

Tras las fotos de rigor, dimos media vuelta y empezamos nuestro trayecto de seis horas y media hacia Las Vegas.

Durante el trayecto llovió, nevó fuerte, estuvimos a 0º, y, cuando por fin llegamos a Las Vegas, estábamos a 25º con un sol radiante.

Ese día nos despedimos por fin de la lluvia que nos había estado acompañando durante buena parte del viaje.

Las Vegas es otra ciudad que impresiona ver en directo, especialmente su strip principal, escena de multitud de películas y series.

El hotel en el que nos alojamos fue el Luxor, ya que queríamos alojarnos en el strip principal sin que tuviéramos que vender un riñón, y el Luxor, junto con el Excalibur, eran dos de los más asequibles.

circuito costa oeste
Luxor y su piscina

Fue una decisión acertada, porque estuvimos en una habitación la mar de maja y amplia, y el hotel es una pasada. Te lo recomiendo totalmente si no tienes un presupuesto muy alto, ya que es un pedazo de hotel con una muy buena relación calidad – precio, y si quieres más espectacularidad (aún), siempre puedes entrar en las zonas públicas de los otros hoteles más caros del strip.

El caso es que llegamos a la hora de comer, y lo primero que hicimos después de dejar las cosas en el hotel fue ir hacia el Shake Shack a comer.

¡Sí! Llevábamos un año echando de menos sus hamburguesas desde nuestro viaje a Nueva York, así que estábamos deseando llegar a Las Vegas para comerlas de nuevo 😀

Luego, nos recorrimos todo el strip principal viendo los pedazo de hoteles, entrando en algunos de ellos, contemplando la fuente del Bellagio, etc.

Toda la zona es súper artificial y está construida exclusivamente para el turismo, pero la fama que tiene la ciudad hace que lo veas todo espectacular, y la verdad es que nos gustó mucho la experiencia de estar en Las Vegas.

itinerario costa oeste
Hotel New York New York

Pero sobre todo es una ciudad que se disfruta si tienes pasta para fundir en espectáculos, fiesta, y, cómo no, en los miles de casinos que hay.

Día 10: Señal de Las Vegas, Casa de empeños, Freemont Street, Strip principal y casino

Señal de Las Vegas

Lo primero que hicimos al día siguiente es ir a hacernos la típica foto en la famosa señal de “Welcome to Fabulous Las Vegas”.

Se puede ir en coche y aparcar cerca, hay un parking justo al lado, pero en el caso de que esté lleno, se puede aparcar fácilmente a menos de cinco minutos andando.

Pero de lo que es difícil librarse, si no se va muy pronto, es de la cola de gente que hay para hacerse la misma foto que te quieres hacer tú.

Cuando fuimos nosotros, había un hombre que iba haciendo todas las fotos de la gente, tú le dejabas la cámara o el móvil, y te hacía unas cuantas fotos.

Casa de empeños

Después fuimos hacia la famosa casa de empeños del programa de televisión Pawn Stars (titulado “La casa de empeños” en el canal Mega y “El precio de la historia” en el canal History).

Son muchos capítulos vistos de este programa durante varios años, y me hacía gracia darme una vuelta por la tienda, ya que estaba en Las Vegas 🙂

Sabía que los protagonistas (Rick, Big Hoss y Chumlee, el viejo había muerto hacía poco tiempo) no se pasan por la tienda a no ser que tengan que grabar, así que ya iba con la idea de que no los iba a ver.

Pero nuestra sorpresa fue que, nada más aparcar en el parking de la casa de empeños, vimos que justo en el edificio de enfrente estaba Rick haciéndose fotos con la gente. Así que para allá que fuimos y nos llevamos una foto con él de recuerdo, jjjjj.

Después, entramos en la casa de empeños a chafardear, y sí, la tienda es bastante más pequeña de lo que aparenta en la tele.

viaje oeste americano
La casa de empeños por dentro

Si te gusta el programa, tienes que ir a visitarla, a mí me hizo bastante gracia estar ahí dentro después de tantos años viéndolo 😀

Freemont Street

Después fuimos a Freemont Street, la calle que, antes de que se construyera el actual strip, era la calle principal de Las Vegas.

A esta calle hay que ir por la noche para disfrutarla bien, pero solo estábamos dos noches en Las Vegas y preferíamos disfrutar del strip principal.

El motivo es que tiene un techo formado por luces que cubre toda la calle, y por las noches se encienden para formar un espectáculo de imágenes y luces, aparte de que el ambiente nocturno no tiene nada que ver con el diurno.

El caso es que fuimos a la calle durante el día, comimos por ahí, y luego nos volvimos para el hotel para coger fuerzas para aguantar un rato más por la noche (aquí ya se empiezan a notar bien los diez días de ruta por la costa oeste y los kilómetros recorridos).

recorrido costa oeste eeuu
Entrada a Freemont Street

Strip principal y casino

A media tarde salimos a recorrer de nuevo el strip principal, entrar en algunos hoteles para ver su interior, comprar algunos recuerdos, ver la fuente del Bellagio de noche, etc.

viaje oeste eeuu
Fuente del Bellagio que cada media hora hace un espectáculo con música

Ahí todo es lujo y espectáculo (y juego, claro), la ciudad perfecta para los amantes de la fiesta y los casinos.

La verdad es que nosotros no somos jugadores y no nos va ningún tipo de apuesta, pero estando en Las Vegas, al menos teníamos que echar alguna partida a algo, jjjj.

Fuimos al casino de nuestro hotel y jugamos un total de 8$ en una ruleta de la fortuna, ya que lo veíamos más factible que cualquier otro juego (y no había cantidad mínima para apostar).

Llegamos a triplicar el dinero apostado, pero como esa cantidad no te saca de pobre, te picas, sigues jugando y acabamos perdiéndolo todo (y es por eso por lo que no somos jugadores, jjj).

Pero lo cierto es que pasamos un rato divertido y pudimos experimentar lo que se siente apostando en un casino de Las Vegas (en versión pobre, claro).

Después de eso, nos fuimos a dormir a ahogar nuestras penas.

Día 11: Calico, Ruta 66 y Los Angeles

Calico

Dejamos Las Vegas para continuar con nuestro circuito por la costa oeste en coche, dirección del último destino de la ruta: Los Angeles.

Pero antes, fuimos a Calico, un turístico pueblo “fantasma” que está a medio camino. Lo pongo entre comillas porque se trata de un pueblo que quedó abandonado hace años, pero que hoy en día está explotado para el turismo y siempre está lleno de gente.

Es el típico pueblecito del oeste de la época de la fiebre del oro, con sus casas y negocios de madera, con sus minas, etc.

viaje a la costa oeste de eeuu
Antigua oficina del Sheriff

Vale la pena ir a hacer una visita, sobre todo porque pilla de camino en la ruta, ya que es bastante curioso de ver y te haces una idea de cómo era la vida en aquellos años.

La visita se hace en unas pocas horas, aunque también tienes la opción de ir a ver las minas y te llevan con un trenecito.

Ruta 66

Saliendo de Calico, fuimos dirección a Los Angeles, pero no queríamos despedirnos de nuestro viaje por la costa oeste de EEUU sin recorrer un tramo de la archiconocida ruta 66.

Así que nos desviamos de la ruta que nos decía el GPS en búsqueda de un pequeño tramo que pasaba cerca, y nos paramos a echar algunas fotos en una de las pintadas de la carretera.

viaje a la costa este de estados unidos

Eso sí, con cuidado porque pasaban bastantes coches por ese tramo.

Con esto ya fuimos felices para el viaje que estábamos haciendo, quizá en el futuro nos animamos a hacer toda la ruta 66, quién sabe 🙂

Ahora sí, pusimos rumbo hacia Los Angeles.

Los Angeles

Después del hotelazo de Las Vegas, llegar al hotel de Los Angeles fue un bajón, jjjj. Era un hotel humilde, cerca del paseo de la fama, pero todo fue correcto y estuvimos bastante a gusto 🙂

Lo primero que hicimos fue ir a ver la casa de la serie Embrujadas (Charmed), porque le hacía mucha ilusión a Sonia al ser una de las series de su infancia.

Justo al lado (dos casas más allá), está la casa donde se grabó el videoclip de Thriller, de Michael Jackson.

Luego, fuimos al observatorio Griffith para contemplar las vistas de la ciudad. Se estaba haciendo de noche y no había sitio para aparcar cerca, así que nos fuimos para el hotel a descansar.

Día 12: Beverly Hills, Rodeo Drive, Santa Monica y Venice Beach

Era el último día con nuestro querido Ford Mustang, ya que al día siguiente lo devolvíamos con la idea de ahorrar el precio del alquiler los días que nos quedaban en nuestro viaje por la costa oeste, y utilizar Uber si necesitábamos movernos rápidamente por la ciudad de Los Angeles.

Así que aprovechamos para ir a los lugares más alejados.

Beverly Hills y Rodeo Drive

Primero fuimos a Beverly Hills. Nos hicimos la típica foto en el letrero de Beverly Hills, y nos dirigimos hacia Rodeo Drive, una de las calles más famosas de Los Angeles y más caras del mundo.

tour costa oeste eeuu
Letrero de Beverly Hills

La verdad es que nos decepcionó un poco, sobre todo el recorrido más famoso de la calle, que nos esperábamos una pedazo de calle para pasear y no tiene ni 100 metros.

Luego, fuimos a ver algunas de las casas del barrio y cogimos el coche de nuevo hacia Santa Monica.

Santa Monica y Venice Beach

Aparcamos el coche en el parking de un hotel por unos 15$ el día entero (es prácticamente imposible aparcar gratis al lado de la playa) y fuimos hacia Santa Monica Pier, el famoso muelle con un parque de atracciones que sale en montones de películas y series.

En ese muelle está también la señal del fin de la ruta 66, ya que es ahí donde acaba la mítica carretera que cruza de costa a costa de los Estados Unidos.

Después, fuimos caminando por el paseo de la playa hasta Venice Beach, otra zona que nos decepcionó bastante, seguramente porque íbamos con las expectativas demasiado altas.

Lo que más nos gustó, sin duda, fue la zona de los canales. Decenas de casas construidas alrededor de varios canales, lo que le otorga un plus de belleza.

Volvimos hacia Santa Monica para ver el atardecer al lado del muelle, y una vez de noche, fuimos hacia el hotel a descansar.

ruta parques nacionales eeuu
Pacific Park, el famoso parque de atracciones del muelle de Santa Monica

Día 13: Warner Bros Studio Tour

A primera hora de la mañana fuimos a la empresa de alquiler a devolver, con mucha pena, el Ford Mustang que nos había acompañado durante nuestra ruta por los parques naturales de la costa oeste de EEUU.

La verdad es que, en el momento de escribir estas líneas, casi un año después, todavía lo echo de menos, jjj.

Pero bueno, había que seguir adelante con el viaje. Realmente no teníamos gran cosa planeada para hacer el Los Angeles, íbamos improvisando dentro de lo que nos permitía nuestro ya considerable cansancio por aquel entonces.

Estábamos en duda de si ir a Warner Bros Studio para hacer el tour o ir a Universal Studios. Comparamos precios de uno y otro, y decidimos ir a la Warner.

Así que después de dejar el coche, en la misma oficina, compramos las entradas desde el móvil para el tour en español y pedimos un Uber para que nos llevara.

Llegamos pronto porque solo había un tour en español disponible y era después de comer, así que tuvimos que hacer tiempo y aprovechamos para comer en un Subway que había cerca.

El tour estuvo bien, te llevan por diferentes escenarios de películas y series, te explican cómo funciona un poco el mundillo, cómo transforman las fachadas de los edificios en función del lugar que tiene que representar, cómo son los interiores, ves algunos escenarios de series o películas conocidas, ves trajes, objetos y vehículos que han llevado actores de algunas películas (Batman, Aquaman, Harry Potter…), etc.

También vimos el set de rodaje de Big Ban Theory (lástima que no seamos fans de la serie), y, por último, la visita acaba en el lugar más esperado por muchos (nosotros incluidos 🙂 ): el escenario del Central Perk, el mítico bar donde los personajes de la serie Friends pasan sus ratos libres.

Te puedes hacer una foto en el sofá del bar, o incluso participar en una escena de la serie a través de un montaje que tienen preparado con fragmentos de la serie, interactuando con los actores, y que van haciendo cada cierto tiempo.

planificar viaje costa oeste eeuu
Esecenario del mítico Central Perk de la serie Friends

Día 14: Paseo de la fama

Llegó el último día antes de volver a Barcelona. Ese día lo aprovechamos para ver el paseo de la fama, que lo teníamos relativamente cerca andando de nuestro hotel.

He de decir que ese día estábamos ya que no podíamos con nuestra alma del cansancio acumulado de todo el viaje, así que fuimos con mucha calma y sin más intenciones que ver el paseo de la fama y todo lo turístico que no se alejara de la zona.

Cosas como el Dolby Theatre (donde se celebra la gala de los Óscar), el Teatro chino, etc.

El paseo es enorme y lo recorrimos entero, y eso hizo que nuestro cansancio fuera a más.

tour oeste americano
Lugar donde se pusieron las primeras estrellas del paseo

La verdad es que solo tengo una palabra para describir el paseo de la fama: decepcionante.

Al igual que nos pasó con la ciudad en general, nos esperábamos mucho más. Se trata de uno de los paseos más populares del mundo y nos lo imaginábamos algo glamuroso, brillante, un lugar por el que daba gusto pasear.

Pero la realidad es distinta. La calle deja bastante que desear, está sucia y hay rincones con mal ambiente.

Por suerte, no todo es malo, porque antes de comenzar la zona de las estrellas hay un Shake Shack, nuestra querida hamburguesería, y ahí fue donde comimos ese día 🙂

Pasamos gran parte del día por la zona, y nos fuimos a descansar al hotel, que el día siguiente era nuestro día de regreso a casa.

Día 15: County Museum, Sunset Boulevard y vuelta a casa

Era el último día de nuestro viaje de 15 días por la costa oeste de EEUU, y nuestro vuelo salía por la tarde.

Para aprovechar la mañana, fuimos a un par de sitios que nos faltaba por ver. El primero era el museo de arte County Museum. No para entrar, sino para ver las típicas farolas que hay en la entrada y que se han convertido en un pequeño atractivo turístico de la ciudad.

itinerario costa oeste eeuu
Farolas del County Museum

Hecha la foto de rigor en las farolas, fuimos a conocer un tramo de Sunset Boulevard, ya que habíamos leído que era una de las calles más famosas de Los Angeles, pero tampoco nos pareció gran cosa.

A esas alturas estábamos deseando coger el avión de vuelta a casa (sabes cuando llegas a casa de las vacaciones y necesitas otras vacaciones para descansar, ¿no? Pues eso 😛 ), así que, pasamos por el Shake Shack a por nuestra última comida, y fuimos al hotel a por las maletas para ir al aeropuerto con tiempo.

Conclusión de nuestra ruta por la costa oeste de 15 días por EEUU

Como he empezado diciendo en el artículo, el viaje a la costa oeste de Estados Unidos ha sido el viaje más chulo que hemos hecho hasta la fecha.

Es pensar en todos los lugares a los que fuimos y sentir nostalgia por no estar ahí.

Si hay algo que cambiaría (aparte de reservar el puto coche en el día que toca) es haber estado más días en San Francisco y menos días en Los Angeles.

Los Angeles nos decepcionó bastante y San Francisco nos sorprendió, justo lo contrario de lo que pensábamos que iba a pasar, así que dos días en San Francisco nos supo a poco y tantos días en Los Angeles nos sobraron mucho.

Por lo demás, fue un viaje genial que repetiríamos con más tiempo (y más dinero).

Si has llegado hasta aquí leyendo, te mereces que te invite a una caña (acabas de leer casi 7000 palabras).

Si te ha gustado el post o tienes alguna pregunta, ¡te leo en los comentarios!

Sergio

Me encanta viajar y compartir mis experiencias contigo. Con este blog pretendo ayudarte a planificar tu próxima escapada y explicarte algunos truquillos para viajar lo más barato posible.
Cerrar menú
>