Ver una misa góspel en Nueva York en The Brooklyn Tabernacle

Ver una misa góspel en Nueva York en The Brooklyn Tabernacle

Si quieres ver una misa góspel en Nueva York, tienes montones de opciones de lugares para ir por toda la ciudad. Nosotros la vimos en The Brooklyn Tabernacle, y la verdad es que estuvo muy chula.

Aunque las más conocidas y lo más típico sea verlas en Harlem, la verdad es que, por nuestra planificación en los 7 días por Nueva York, no tuvimos tiempo de acercarnos hasta ahí para verla.

En realidad, no estaba en nuestra lista de cosas por hacer sí o sí en la ciudad, pero era ya el último día, el avión salía a la tarde, y ya habíamos visto todo lo que queríamos ver.

Así que buscamos una iglesia que estuviera próxima a nuestro alojamiento, en Brooklyn, y encontramos una a una media hora en metro, aproximadamente, con muy buenas opiniones, y fuimos para allí.

Hoy te voy a contar cómo es una misa góspel en base a nuestra experiencia en Brooklyn Tabernacle.

The Brooklyn Tabernacle, un coro góspel francamente bueno

La historia de The Brooklyn Tabernacle se remonta a 1847, cuando se estableció por primera vez en la ciudad, aunque el edificio está reformado y no da la sensación de ser tan antiguo.

Cuenta con un coro góspel de 270 personas, pero en la misa solo estaba una parte de todos los componentes.

La verdad es que el coro góspel es realmente bueno, mola mucho verlo en directo, pero si quieres escucharlo antes de ir, tienen un canal de Youtube en el que puedes ver y escuchar varias de sus canciones. Aquí te dejo una muestra, para que le eches un ojo:

Sin poderlo comparar con ningún otro, te recomendaría sin duda ir a ver una misa góspel a The Brooklyn Tabernacle, porque salimos bastante contentos de la misa, sin ser ninguno de los dos religiosos.

Cómo es una misa góspel en The Brooklyn Tabernacle

Tanto cuando ves el edificio por fuera, como cuando accedes a su interior, lo último que te da la impresión es de estar en una iglesia. Más bien, parece que acabas de entrar en un teatro por la disposición de la sala en la que se da la misa.

A diferencia de las típicas iglesias a las que estamos acostumbrados, donde los asientos son bancos alargados en los que caben varias personas, en The Brooklyn Tabernacle, los asientos son butacas plegables individuales, como las que te puedes encontrar en los teatros o en los cines.

Incluso la misma disposición de los asientos es la típica de un teatro, ya que se dividen en varios pasillos y en dos niveles: el que está a pie de escenario, que hace un poco de subida para que las últimas filas tengan buena visibilidad, y el palco, situado encima del piso principal.

Te dejo una foto saca de la web oficial de Brooklyn Tabernacle para que lo veas:

misa gospel nueva york the brooklyn tabernacle

Hago un inciso para avisarte de que no está permitido hacer fotos ni vídeos dentro de la iglesia. Si te ven con el móvil o la cámara en la mano, te llamarán la atención. Es una lástima no poder grabar para llevarte un recuerdo de la experiencia, pero son las normas.

La misa es muy curiosa de ver. Empieza una persona a dar un pequeño sermón, y, seguidamente, tanto esa persona como el coro góspel, comienzan a cantar una canción.

Luego, otra persona diferente da otro pequeño sermón, y se lanzan a cantar otra de sus canciones, y así sucesivamente durante aproximadamente una hora y hora y media.

En los momentos en los que el coro canta, la iglesia se convierte en un auténtico karaoke, con el público cantando, dando palmas, animando… un puro espectáculo.

Si no te sabes las letras de las canciones, no pasa nada, porque encima de los asientos hay pantallas en las que, además de ver imágenes en directo del coro góspel y del público, tienes las letras para que puedas cantarlas al mismo tiempo que el coro.

Y sí, has leído bien, hay cámaras grabando toda la misa y te van mostrando las imágenes en las pantallas, como si de una gala de fin de año se tratara, para que no te pierdas ni un detalle.

Como ves, no se les escapada nada a la gente de The Brooklyn Tabernacle.

Cuando acabaron de cantar todas las canciones, nos animaron a darnos “high five” entre los asistentes del público, lo que vendría siendo el “darnos la paz” de aquí, pero en versión divertida 🙂

Por último, para acabar la misa, una persona diferente da otro sermón de una media hora aproximadamente (si no recuerdo mal), que la verdad es que se hace eterno, porque se acabaron las canciones, se acabaron las palmas y se acabó el karaoke: solo un hombre dando un sermón en inglés.

Si no eres religioso, y, además, no entiendes bien el inglés, estarás deseando que se acabe para poder irte ya.

En realidad, nadie te obliga a quedarte, pero por respeto hacia el público y las personas creyentes, no está de más que te quedes hasta el final de la misa. No todo en la vida es diversión, jjjj.

Tour misa góspel en Nueva York

Esa fue nuestra experiencia a la hora de ver una misa góspel en Nueva York, pero hay muchas otras iglesias para ver y vivir una de estas famosas misas.

Si lo que quieres es ir con gente con experiencia en el tema para que te cuenten la historia y te den toda la información posible, puedes hacer alguno de los tours de misa góspel que puedes encontrar en la ciudad.

Yo te recomendaría hacerlo con Civitatis, que es la empresa que elegimos para hacer el tour de contrastes de Nueva York, y la experiencia fue muy buena.

Aquí puedes ver y reservar su tour en el que te explican algunos de los lugares clave de Harlem con asistencia a una misa góspel incluida.

Aunque si tienes pensado hacer también el tour de contrastes, puedes aprovecharte de la oferta que tienen de tour de contrastes + Misa góspel, que puedes ver en este enlace.

Sergio

Me encanta viajar y compartir mis experiencias contigo. Con este blog pretendo ayudarte a planificar tu próxima escapada y explicarte algunos truquillos para viajar lo más barato posible.
Cerrar menú
>